top of page

Los misterios del Tarot

Siempre nos ha cautivado el significado del Tarot, pero…


¿Qué es aquello que lo hace tan interesante?

¿Por qué estuvo prohibido?

¿Por qué se ha satanizado su práctica?

¿De dónde viene?


Realmente no se conoce el origen del Tarot, se dice que viene de las antiguas escuelas de misterios porque cada una de sus cartas es una clave para la divinización. En este contexto se dice que tiene su origen en el Libro de Thot y cada arcano es una etapa en el proceso de evolución e iniciación, es un camino de autoconocimiento y despertar espiritual para la toma de conciencia del verdadero potencial humano.


La diferencia entre un Tarot y un oráculo es que el Tarot consta de 22 Arcanos mayores, numerados y con su nombre y de 56 arcanos menores, 40 palos que van de 10 en diez para cada figura y los 16 caballeros de la corte: sota, caballero, reina y rey de cada palo.


Algunas veces se le supone una edad aproximada de seis siglos y se considera antecesor de nuestra baraja moderna, pero a ciencia cierta no se sabe de qué cultura viene, ya que puede provenir de: los egipcios, los caldeos, los hebreos, los árabes, los hindúes, los griegos, los chinos, los mayas, los extraterrestres, evocándose también a la Atlántida y Adán, a quienes se adjudica haber dibujado las primeras cartas bajo el dictado de un ángel.

La palabra Tarot puede ser egipcia (tar:camino; ro, rog: real), indo-tártara (Tan-tara: zodiaco), hebreo (tora:ley), latina (rota: rueda; orat: habla), sánscrita (tat: el todo; tar-o: estrella fija), China (tao:principio indefinible), etc., pero en realidad no se sabe.

Se usaba en la antigüedad para preparar a los grandes reyes mediante los secretos arcanos. Era una herramienta de enseñanza para los nobles por medio de la cual se mostraban los principios morales, éticos y psicológicos básicos que debía expresar todo noble a sus súbditos


De los más antiguos que se conservan tenemos al de Marsella. El Tarot original ya no existe, sólo hay pocos remanentes que se guardan en museos.


Se dice que cada carta tiene que ver con un nivel de experiencia común a toda la humanidad. Según Jung estos contenidos yacen en lo más profundo de la psique y la llamó el inconsciente colectivo.


Otras investigaciones nos hablan de que hace mucho tiempo unos seres de un planeta llamado Nibirú vinieron a tomar el oro de la Tierra porque lo necesitaban en su atmósfera. Para lograr dicha tarea tenían que explotar las minas y este era un arduo trabajo, por lo que mezclaron su genética con la de los seres que habitaban este planeta, dando origen al ser humano. Después de varios intentos lo lograron.


Un dato importante que necesitas saber es que el código de la mente cósmica en el DNA de nuestro patrón genético tiene precisamente 22 runas sagradas, es el lenguaje sagrado de Ogam, o lenguaje mágico adámico, o también son las 22 letras originadas en la Atlántida, las 22 fórmulas sagradas, que son los 22 logotipos de los misteriosos principios de la genética pleyadiana a la que pertenecemos. Pero estos seres que nos crearon activaron sólo dos funciones (mente concreta superficial y discernimiento mental concreto) en esta especie creada y dejaron 20 dormidas.

Se dice que el Tarot es un proyecto pleyadiano que viene desde la Atlántida intentando liberar al ser humano para activar estas 22 claves y así encontrar la divinización.

Contiene toda la sabiduría humana y divina, por ello fue prohibido por los que sostenían el poder en la antigüedad, a los que les convenía mantenernos en la oscuridad de la ignorancia.


Con el afán de destruirlo, se deshicieron de todas las cartas, la única que dejaron fue la del LOCO por considerarla de poca importancia. Que es el jockey que permanece hasta nuestros días.

Oculto el comodín se hizo pasar nuevamente por un tonto, siendo que es aquel que puede ocupar cualquier posición en las cartas. Es el más poderoso porque es TODAS LAS POSIBILIDADES. En realidad el viaje por el Tarot es el viaje del LOCO que eres tú y cada uno de nosotros en esta travesía de toma de conciencia.


Es muy mágico integrar el Tarot en tu proceso de evolución, es básico e indispensable en nuestra cultura occidental. La bruja DEBE saber leerlo, es parte de ser BRUJA ADIVINADORA.


Aprende a interpretarlo y a trabajarlo a nivel interior en mis cursos de

y

En éste último llevamos a cabo un viaje mágico de despertamiento espiritual de la mano de la Alquimia interior y la Qabalah mísitica.

¡Feliz reencuentro!




Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page