top of page

Anhelo felicidad

Actualizado: 27 dic 2022


OPINIONES DE UNA BRUJA


Como cada cierre de ciclo, viene la crisis existencial por el fin de año o por el cumpleaños, en el cual son 40 días de duelo para renacer. Mientras más pasan los años, la necesidad de hacer, de cambiar el mundo, la pasión, el desborde de voluntad, enormes ilusiones y las grandes esperanzas de la juventud, van dando paso a la madurez y a mirar” la cruda realidad”. Como diría Schopenhauer: la poesía de la juventud da paso a la filosofía de la madurez, plena (o así debería ser) de reflexiones.

Ahora, junto con los eventos astrológicos, el cambio a la era de Acuario cada vez más palpable y el despertar multitudinario de conciencia, surgen también miedos, inconformidades y evidencia de intenciones.

Pasa el tiempo y me pregunto si “soy feliz”, puedo decir que en algunas áreas de mi vida me siento plena y me cae el veinte de que antes me sentía mejor en otras. ¿Por qué?

Ir diariamente al IPN invirtiendo de 2 a 3 horas en el tráfico, la actitud incompetente y déspota de algunas personas, la falta de visión para hacer de CDMX una ciudad segura, vivible, que fluye, aguantar accidentes, baches infinitos en las calles y delitos impunes. Sin tiempo para disfrutar realmente de la vida por compromisos laborales. Al menos hago mucho de lo que me gusta disfrutando de fabulosa compañía.

Llega el punto de quiebre, la crisis, donde

“uno se topa con la realidad que muestra la insignificancia de lo que antes parecía fundamental. Se ha dado cuenta que los goces que antes deseaba sólo cargan pobreza y vacío”, con palabras de Shopenhauer que cuando lo leí, me parecieron exageradas, pero ahora caigo en cuenta de lo acertado que es, deseo paz y felicidad, y aunque aún soy joven, coincido y anhelo la idea de que “la comodidad y serenidad son las principales necesidades de la vejez, así como hay que evitar la pobreza y enfermedad.” Y me pregunto: ¿Cómo voy?

La perspectiva de vida de la juventud ahora se convierte en la perspectiva de muerte. ¿Qué he dejado? ¿Qué me falta? ¿Qué debo cambiar para lograr mi anhelo? ¿Y mi propósito? Decisiones importantes serán tomadas estos días para mi vida.

Por lo pronto, de vacaciones, trataré de disfrutar el eterno presente, dejándome impresionar por paisajes diferentes y apartando mi mente de sus patrones cotidianos y de pérdida de tiempo en cosas inútiles y vacías, como invertir tiempo en el tráfico.

¡Bendecido fin de ciclo!

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page