top of page

El EGO y el MIEDO


OPINIONES DE UNA BRUJA

Uno de los elementos que constituyen al individuo es el “ego” del latín, significa ‘yo’. En Psicología y Filosofía, ego se ha adoptado para designar la conciencia del individuo, entendida ésta como su capacidad para percibir la realidad.


En el psicoanálisis, Sigmund Freud concebía al ego como la instancia psíquica en la cual se reconoce el yo. El Ego, en este sentido, vendría a ser la instancia encargada de mediar entre el Ello y el Superyó, así como de controlar y equilibrar los instintos y las necesidades del Ello con los ideales y aspiraciones del Superyó de cara al mundo exterior.


A nivel espiritual, de acuerdo con ciertas corrientes orientales, el ego es la máscara del individuo, para enfrentarse a la realidad y no se ve como algo positivo, porque en estas corrientes se busca como estado máximo la disolución del ego, es decir, la disolución de esa máscara cargada de defectos para comprenderse como unidad con la Gran Fuerza Superior. Más que ego se buscaría el Yo superior o el Self en términos jungianos que es la verdadera esencia del individuo, libre de condicionamientos y limitaciones impuestas por su mente y patrones de personalidad, así como de creencias limitantes. Sin embargo, en el ocultismo occidental, la formación del ego se considera algo favorable, es decir, el concepto de sí mismo, pero despojado de la máscara. 


El individuo que busca su propio desarrollo ha aprendido a reconocer su máscara, es decir, su sombra y la mira con amor.


La BRUJA acepta su luz y su sombra, se ríe de sí misma con un estupendo sentido del humor, ha roto esa dignidad creada artificialmente sobre su importancia personal de tal manera que se burla, se deconstruye y renace en cada ciclo y luna.

Hay que aprender a mirar con filosofía nuestra sombra, la risa lo disuelve todo. Hay que aprender a reírse de la propia miseria, tal percepción ya pasará.


Pero no puede ser la risa cuando lo impide la máscara, barrera construida de inseguridad y miedo que al ser muy grande sólo expone al ego cuando se actúa a la defensiva invirtiendo enormes cantidades de energía para convencer sobre lo que se piensa y cree.


Por eso siempre recuerda esta frase que dijo Venustiano Carranza:


“El tamaño de tu arma es proporcional al tamaño de tu miedo”.

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page