top of page

Los mensajeros divinos

Los Arcángeles son seres perfeccionados. Se dice que son seres de luz que vibran a la frecuencia de un plano muy elevado. En la tradición kabalista los ángeles son la expresión de la esencia del creador, quien se sacrificó pasando de la unidad a la multiplicidad del universo. Surgieron de su corazón siete grandes espíritus poderosos y eternos, los Elohim que están frente al trono del creador. Son los medios por los cuales el creador ejecuta la voluntad creativa: Tzafquiel, Tzadquiel, Kamael, Rafael, Haniel, Miguel y Gabriel. Estos son los Arcángeles que están formados de luz, conciencia y energía pura. Estos junto con las huestes de ángeles trabajan con propósitos divinos dando orden al universo ayudando a la evolución de los mundos.

Dentro de la Qabalah mística se trabaja con un orden establecido de correspondencias con los Arcángeles y sus coros, así como con cada una de las esferas del árbol de la vida.

En cambio los Ángeles son diferentes, ya que no tienen la categoría de los Arcángeles.

Ángel es un nombre propio masculino de origen griego en su variante en español. El nombre procede del latín angelus, que a su vez deriva del griego ἄγγελος (ággelos), que quiere decir "mensajero". Es un nombre muy común en todo el mundo occidental con sus propias derivaciones árabes y hebreas. Los Ángeles han sido los guardianes del cielo en términos bíblicos y de teología hebrea concordante con la religión predominante en la civilización occidental, junto al mundo hebreo actual e islámico. Los Ángeles son guías espirituales, infunden inspiración y ayudan a expandir el entendimiento y la comprensión del mundo manifestado. Ayudan a los hombres en su avance evolutivo hacia el bien. Las vibraciones que emanan los ángeles son de amor divino. Lo que hagan será para elevar el espíritu o para apoyar y nutrir el cuerpo físico. Los Ángeles nos recuerdan nuestra misión de vida. Se convierten en consejeros y en maestros. Se dice que hay distintos tipos de coros, los hay para todo, ayudan a conducir las almas que dejan el mundo material, tenemos a los guardianes de los seres humanos, a los que se presentan en las ceremonias. Hay unos que trabajan, otros ayudan a los que están pasando por dificultades, otros consuelan a los que están tristes. Unos trabajan en la conducción de las almas que dejan el mundo material. En general hay Ángeles de todo, nacimientos, lugares, buenas noticias, hospitales, flores, etc. Los Ángeles no tienen sexo, son andróginos. Nunca se van a presentar bajando de naves extraterrestres, son energía pura y luminosa. No tienen esposos o esposas ya que son la unidad divina, son conciencias individualizadas unidas con la divinidad que velan por la evolución de la humanidad. Cuando nosotros hacemos una plegaria a la divinidad, ésta manda a los Ángeles a nuestro encuentro. Basta decir: “Bendita fuerza creadora, te entrego este día, que se haga tu divina voluntad”. Basta con nuestro simple pensamiento para llamar a los Ángeles. Los Ángeles siempre se han presentado de la misma forma: como seres que llegan para ayudarnos en momentos de crisis o problemas, para salvaguardarnos de un peligro. Siempre nos harán sentir confianza. Se nos presentan de la forma que más tranquilos nos haga sentir, como con alas. No tienen un cuerpo material, aunque sí tienen la capacidad de resolver situaciones materiales cuando el ser humano lo merece. Los mensajes que provienen de los Ángeles siempre se relacionan con nuestro crecimiento espiritual.


Tomado del "Tratado de Energías y Defensa Psíquica Tomo III".

Aprende más sobre ellos en en Taller "Contactar a tu Ángel de la Guarda"

Webinar "Magia Arcangélica"





Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page